Sin categoría

El castillo de las ranas: el viaje del héroe

Foto: El castillo de las ranas, por Crsbg
Foto: El castillo de las ranas, por Crsbg

La estructura del viaje del héroe también está presente en los libros. Ayer terminé El castillo de la ranas, de Jostein Gaarder. El protagonista, Kristoffer Poffer, recorre este camino, así que al terminar decidí que haría lo mismo que con las pelis y lo destriparía por etapas.

He leído otros dos libros de Jostein Gaarder, El mundo de Sofía y El enigma y el espejo, sin embargo, es un autor que no acaba de llegarme, al terminar siento que me falta algo. El camino de las ranas es el que más me ha gustado, una historia surrealista como los sueños que intenta mostrarnos cómo la realidad se refleja en ellos. Aunque, sobre todo, es una historia de superación: Kristoffer ha perdido a su abuelo y no sabe cómo afrontarlo. En su camino lo acompaña el gnomo Umpin, el elemento sobrenatural que parece que no falta en las historias de Gaarder, un mentor fantástico que guía al protagonista en su aprendizaje. A partir de aquí, spoilers.

1. El mundo ordinario.

Kristoffer está triste porque su abuelo ha muerto y él fue quien lo descubrió. Es normal que ese hecho lo haya dejado traumatizado y que le esté costando superarlo. Algunas cosas nos la cuenta, otras se deducen, pero siempre a lo largo de la narración.

4. El encuentro con el mentor.

Una noche, Kristoffer sale de casa para dar un paseo a la luz de la luna. De pronto, se le presenta Umpin el gnomo, que será su mentor en la tierra del verano.

2. La llamada de la aventura.

Umpin invita a Kristoffer a tortitas con mermelada de fresa.

3. El rechazo de la llamada.

Lo de las tortitas parece el ofrecimiento del hombre del saco y Kristoffer está un poco asustado. Intenta encontrar excusas como que el gnomo no tiene cocina, pero al final, con el pretexto de tener miedo a lo que podrían llegar a decir si siguen hablando (en realidad esta motivación se queda un poco floja. ¿Desde cuándo un niño pequeño se preocupa por decir tonterías? ¿La glotonería de un niño a media noche no es suficiente excusa?), Kristoffer acepta la invitación al festín de tortitas.

5. La travesía del primer umbral.

Después de que Umpin se presente, se cogen de la mano y por arte de magia aparecen en el mundo del verano.

6. Las pruebas, los aliados, los enemigos.

Kristoffer tendrá que superar varias pruebas desde que llega a este nuevo mundo, sobre todo en el castillo: salvar al príncipe Carolus Rex devolviéndole su forma humana, leer las galletas de letras, la lucha contra las salamandras del castillo, devolverle el corazón al rey, sacar a la reina y a los príncipes del pozo, salvar a Umpin y al rey de la hoguera.

Carolus y Aurora a veces son aliados y otras enemigos. Están condicionados por la presencia de la reina. La reina es enemiga hasta que se rompe el hechizo y el mariscal es el gran enemigo al que tendrá que derrotar al final.

7. La aproximación a la caverna más profunda.

Tras rescatar al gnomo y al rey de la hoguera de San Juan, Kristoffer se reúne con todos en el jardín, donde se ha preparado una barbacoa. En este momento, Kristoffer recuerda la historia del fallecimiento de su abuelo y conoce al mariscal del castillo, que no es otro que su propio subconsciente capaz de leer las mentes de todos los personajes.

8. La odisea (el calvario).

Kristoffer pierde en el enfrentamiento contra el mariscal. No es capaz de controlar sus pensamientos ni sus miedos, el mariscal descubre lo que realmente piensa y lo pone en evidencia ante la familia real. Mientras no consiga afrontar sus miedos, no podrá vencerlo. La consecuencia es que él y el gnomo Umpin son condenados a la mazmorra.

10. El camino de regreso.

En este momento se intercambian el punto nueve y diez. Kristoffer y Umpin llegan a un río subterráneo que los llevará al exterior del castillo y para ponerse a salvo, regresan al invierno. De momento, Kristoffer se va con las manos vacías, porque…

9. La recompensa.

… La recompensa llega cuando Umpin y Kristoffer conversan tras el regreso. La recompensa es el consejo de Umpin: tiene que afrontar los problemas, no huir de ellos. La muerte de nuestros seres queridos nos produce un dolor insoportable, pero Kristoffer tiene que enfrentarse a ese dolor. Para ello, tiene que volver al verano, esta vez solo, para superarse a sí mismo y recuperar la llave que se ha dejado en el castillo.

11. La resurrección.

Kristoffer se enfrenta de nuevo al mariscal, pero esta vez es más poderoso y tiene la ventaja de conocer la verdad que le ha contado la salamandra enjaulada. Cuando decide quedarse y no huir, vemos al nuevo Kristoffer.

12. El retorno con el elixir.

Aurora dibuja un diploma para Kristoffer y Carolux Rex lo nombra caballero. Pero lo más importante es que se reconcilia consigo mismo, reconoce a su abuelo en la figura del rey, no puede volver a la vida pero vivirá para siempre en su corazón, con eso es con lo que tiene que regresar.

Anuncios

1 comentario en “El castillo de las ranas: el viaje del héroe”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s